La Tortuga


La Tortuga

El principal elemento protector que permitía el acercamiento de los soldados para llevar a cabo las tareas de asedio era la tortuga. Se le dio este nombre por su semejanza con el animal, pues del mismo modo sacaba y escondía la cabeza para golpear (VEGECIO, IV, XIV).

La primera referencia a esta máquina aparece en el asedio de Larisa del año 399 a. C. Tribón intentaba con su empleo proteger a los soldados que cortaban el suministro de agua de la ciudad (JENOFONTE, Helénicas, III, 7). Sin embargo, Plinio el Viejo habla de que fue una invención de Artemón de Clazomene, ingeniero de Pericles, al que también se le ha atribuido la construcción del primer ariete en el mundo griego (PLINIO EL VIEJO, VII, 202). Éste ya las habría empleado en el asedio de la ciudad de Samos en torno al 440 a. C.

Tortuga arietata.Vista lateral. Museo de la Civilización Italiana. Fuente LIBERATI (1998)

El primer paso para la fabricación de esta máquina era construir el armazón de vigas, semejante a una cubierta a dos aguas. Después se cubría toda la estructura con tablones de palma que eran resistentes, evitando el pino y el chopo por su fragilidad. Encima de este tablazón se ponían refuerzos espesos de varas menudas, para terminar tapando todo con una doble capa de pieles sin curtir rellenas de algas, de paja macerada con vinagre o de barro. De esta forma, resistía los proyectiles de las ballistae y tampoco ardía al recibir los proyectiles incendiarios (VITRUBIO, X, XX, 69 – 70; AMIANO MARCELINO, 23, 4, 11).

Tortuga arietata. Museo de la Civilización Italiana. Fuente LIBERATI (1998)

Cuando las tortugas tenían como finalidad proteger a los cavadores, el frente tenía que ser en forma de triángulo para poder acercarse mejor a las murallas y evitar que los proyectiles la golpearan directamente y resbalaran por su inclinación (VITRUBIO, X, XXI, 71 – 72).

Pero, la tortuga no sólo era un elemento pasivo, sino que también solía ir armada con una hoz, cuya misión era mover los sillares de las murallas. Al igual que sucedía con las torres de asedio, también podía portar un ariete para batir los muros. En este último caso se la conocía como testudo arietata.

Tortuga de Agetor descrita por Vitrubio. Fuente CONNOLLY (1998)

La tortuga más compleja de toda la Antigüedad fue la creada por Agetor de Bizancio cuyas dimensiones eran de 18 metros de largo por casi 4,5 metros de ancho. Iba armada con un ariete de casi 32 metros de largo, dotado de un espolón en su punta y guarnecido con láminas de hierro en sus 4 primeros metros.

Estada diseñada para que el ariete pudiera moverse a diferentes alturas y así llegar a atacar muros de una altura cercana a los 30 metros.
Portaba incluso una garita en su parte superior desde la cual dos observadores podían dirigir las operaciones de la máquina. Sería una especie de torreta como la que portan actualmente los tanques para control visual y facilitar la precisión de los golpes. Para manejarla eran necesario 100 hombres y su peso era de casi media tonelada (VITRUBIO, X, XXI, 73 – 76).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s