Manuel Tagüeña Lacorte


Manuel Tagüeña Lacorte

Manuel Tagüeña Lacorte

El 9 de marzo de 1938 se desencadenó una gran ofensiva en el Frente de Aragón.

Tras cinco días de “blitzkrieg” se derrumbó todo el XII Cuerpo de Ejército y una columna motorizada italiana, “reagruppamento carristi”, entró en Alcañiz sobre las 4 de la madrugada por la calle Mayor y portal de la Virgen de Loreto, cogiendo prisionero al jefe de estado mayor del XII Cuerpo de Ejército.

Según el diario de operaciones del cónsul general Francisci, la velocidad de los legionarios impidió los fusilamientos de última hora.

Poco antes, el dia 3 de Marzo la ciudad había sido bombardeada por catorce SM 79 italianos del “XXIX gruppo bombardamento veloce”, ocasionando entre 250 y 500 bajas entre población civil y soldados (“Alcañiz, el bombardeo olvidado” de José María Maldonado).
Aseguraban así los italianos su primer e importante objetivo: la cabeza de puente sobre el río Guadalope.

Un personaje decisivo en todo el desarrollo posterior es Manuel Tagüeña Lacorte  (Madrid 1913 – México 1971).  De ascendencia bajoaragonesa, licenciado en ciencias físicas en 1931 se afilia a las juventudes comunistas. Al estallar la guerra civil, manda un grupo de milicianos en la sierra madrileña, hasta llegar al empleo de oficial de milicias. El día 16 de marzo, Tagüeña recibe la orden de partir al frente bajoaragonés con su 3 División, con 200 camiones y casi sin servicios divisionarios.

El día 17 se presenta la división en Morella, todo un record para la época dado el caos de hombres y material que había en ese frente. En un principio le ordena Modesto desde su cuartel general de Mas de las Matas, que divida a sus dos brigadas, una en Villarluengo y otra en la zona de Monroyo, a lo que Tagüeña se opone, por no querer separarlas, algo muy razonable porque eso restaba eficacia a los servicios auxiliares.
El estado mayor accede a la petición de Tagüeña y mandan a la 3 División al sector entre la 11 y la 46, entre Torrevelilla y Monroyo.

La 31 Brigada relevará a la 211 de carabineros en Torrevelilla y la 33 quedará de reserva en Monroyo, aunque por muy poco tiempo. Le son familiares a Tagüeña los nombres de los pueblos que tiene en su mapa de operaciones, ya que de niño veraneaba en casa de su tío Eduardo Jesús Taboada en una torre de la partida Cantagallos de Alcañiz y su otro tío, Santiago Tagüeña tenía una ferretería en la calle Alejandre de la misma ciudad.

Sus bisabuelos eran de Monroyo, donde quedó de reserva la 33 Brigada, y su abuela de La Fresneda. Entra en fuego la 31 Brigada, en el cruce de La Codoñera y allí mismo son tiroteados sus camiones por los “frecce nere”. Desmontan a toda prisa y aun logran parar el avance de los “Frecce” hacia Torrevelilla.
A partir de entonces se suceden fuertes combates y escaramuzas de dia, de noche y bajo fuertes temporales de lluvia.

En los primeros combates el jefe de la brigada es destituido por Tagüeña por ineficacia y por no aparecer nunca en primera línea. Lo reemplaza el mayor de milicias Dositeo Fernandez.

Por otra parte la 33 Brigada se pone en marcha hacia el cruce de Belmonte para aliviar la presión que estaba empezando a ejercer la división Littorio del general Annibale Bergonzoli (Barba eléctrica) desde La Codoñera, y a la que logran frenar de momento. Hubo un momento de confusión que tuvo que resolver Tagüeña, ya que el comandante de la brigada confundió el cruce de La Codoñera por el de Belmonte, fallo que no aprovecharon los italianos de la Littorio para ganar la carretera de Morella.

Entran en juego 3 fuerzas nacionales dentro del despliegue del C.T.V.: la 15 División del general García Escámez entre la Littorio y los Flechas negras la 84 División que presiona por el flanco derecho forzada por no poder avanzar hacia el Monegrell y Zorita y la agrupación de divisiones de García Valiño con las italianas 23 di Marzo y frecce azzurre que atenaza el flanco izquierdo desde Caspe hacia Gandesa.

Con esta nueva situación la presión sobre la 31 Brigada aumenta, se Suceden fuertes combates  que en varias ocasiones casi rompen el frente, llegando las tanquetas italianas una noche hasta el puesto de mando de la 31 Brigada Mixta en el cementerio de Torrevelilla, el cual se llegó a quedar solamente con un telefonista para enlazar con el mando (¡bravo telefonista!). Así siguen resistiendo los continuos ataques de italianos, moros y legionarios hasta que ante el peligro inminente de cierre de la pinza, reciben la orden de evacuar el sector por la noche y en perfecto orden, hacia la línea de la ermita de Belmonte, donde todavía resistirá la acometida de la victoriosa 15 División nacional de García Escamez.

 Por esta acción, recibe Tagüeña la preciada Medalla de la Libertad que la recoge en nombre de todos sus hombres.
En la batalla del Ebro, dirige con brillantez y con tan solo 25 años el XV Cuerpo de Ejército.

Pasa la frontera francesa con su división después de la ofensiva de Cataluña.

De allí al exilio en la URSS, después en Yugoslavia y finalmente desengañado del comunismo se traslada a México, donde termina sus días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s